Se exhibe por primera vez en Israel una película hondureña
1 agosto, 2016
UTH se une a la estrategia Marca País Honduras
25 agosto, 2016

Primer tour de avistamiento de aves en Honduras

Del 4- 13 de noviembre 5 líderes mundiales referentes en la industria del avistamiento de aves arribarán al país para disfrutar del Honduras Birding for Conservation Tour 2016.

La actividad que se realiza por primera vez en Honduras nace como una iniciativa privada y es promocionada por el gobierno de Honduras y el Departamento Forestal de Estados Unidos a través de la Agencia Internacional para el Desarrollo USAID.

Entre los expertos en la observación de aves, Jeffrey Gordon Presidente de la Asociación Americana de Avistamiento de Aves más grande del mundo, Bill Thompson III Presidente y parte del comité fundador de The Ohio Ornithological Society, el inglés Richard Crossley un aclamado avistador de aves en el mundo, fotógrafo y escritor premiado por la serie de publicaciones “The Crossley ID Guide.

También participará el sudafricano Adam Riley un empresario de ecoturismo, que promueve viajes para observar aves por todo el mundo y Tim Appleton organizador de eventos de avistamiento en Inglaterra.

Un nicho de oportunidades.

El avistamiento de aves es un mercado con potencial económico fuerte, que se vincula directamente con propuestas para conservar el ecosistema.

De acuerdo a la Estrategia Hondureña de Aviturismo, el país cuenta con más de 770 especies de aves y muchas otras por descubrir. Ofrece espacios para avituristas fanáticos y casuales, con un clima tropical, cálido y agradable que invita a disfrutar en cualquier época del año.

Todas estas especies pueden observase con facilidad en unas 91 áreas protegidas, más de 30 reservas naturales privadas y otros sitios de interés donde éstas aves viven y transitan con tranquilidad.

Hasta ahora la observación de aves se ha mantenido en el país como entretenimiento de algunos fanáticos locales de la naturaleza, no logra ni el 5% del mercado total del aviturismo centroamericano, por lo que se convierte en un producto turístico por descubrir a ofrecer a nacionales y extranjeros

El turismo de avistamiento de aves es un mercado atractivo de gran potencial económico y desarrollo para el país; considerando la requisa de la fauna hondureña, es una oportunidad que debe ser aprovechada por el sector de la industria sin chimenea, que debe prepararse para hacerle frente a este nuevo reto y así lograr su sostenibilidad y crecimiento.

La práctica de este deporte ecológica deja un promedio de dos mil dólares por turista, ya que un aventurista fanático o casual permanece un promedio de 10 días en un lugar para  lograr observar y descubrir la mayor cantidad de aves como es su objetivo.

Para el sector turístico nacional representa una gran ventaja ya que las personas que se dedican a este entretenimiento prefieren hoteles pequeños, familiares y acogedores para pernoctar, por lo que se abre una gran oportunidad para los hoteles y restaurantes especialmente en las áreas rurales de las siete regiones del país, identificadas para realizar esta práctica.

Los avituristas son personas muy conscientes de la necesidad de conservar el ambiente, pero también de la necesidad de apoyar a comunidades que viven en la cercanía de las áreas protegidas y que pueden ser aliados valiosos en la conservación

Promoción y Competencia

Para participar en esta actividad que al final se convertirá en una especie de competencia, Â se espera la llegada de más de 50 avituristas internacionales a los que se unirán guías especializados en aviturismo, empresarios y propietarios de reseras naturales privadas, así como profesionales y técnicos de la conservaciones áreas protegidas.

Para la práctica se han seleccionado como puntos estratégicos el Parque Nacional Cerro azul Meambar PANACAM, Pico Bonito y Copan Ruinas, escogidos como referentes para esta primera experiencia.

Durante el desarrollo, los participantes  se dividirán en grupos que recorrerán los tres parques elegidos en horarios diferenciados, los que logren observar el mayor número de especies, serán los ganadores del primer lugar.

El premio consiste en 20 mil dólares que podrán invertir en varios proyectos de conservación a elegir entre La Reserva Ecológica las Orquídeas en la Sierra de Agalta, Olancho, la Reserva Montaña Guacamaya en Copán Ruinas,el Proyecto Fuente de Vida en el Parque Nacional Santa Bárbara,el Programa del Águila Harpía en la zona este del departamento de Olancho y el Programa “E-Bird” del Centro del Zamorano para la Biodiversidad, de la Universidad del Zamorano.

El patrocinio estará bajo la responsabilidad de más de 20 empresas de Canadá, Inglaterra, Estados Unidos y otros países europeos.

Honduras cuenta con más de 8500 millas cuadradas de áreas protegidas y parques nacionales más del doble que Costa Rica, se espera que a través del aviturismo este número pueda mantenerse o incluso incrementarse en el futuro cercano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *